POCA AFLUENCIA A LA «CAMPAÑA DE VACUNACIÓN»

¿Desconfianza, temor o creencia religiosa? Lo cierto es que gran parte de la Comunidad Educativa «Tomás Katari Sucre» no asistió a inocularse contra el COVID-19.

Con la participación de una Brigada de profesionales de la Dirección Municipal de Salud (DIMUSA), en coordinación con el director del establecimiento educativo y ante la poca afluencia de estudiantes, el pasado viernes 17 de junio se realizó una «Campaña de vacunación contra el COVID-19» en la Unidad Educativa «Tomás Katari Sucre». De acuerdo a cronograma e instructivo de la Dirección Distrital de Educación con el propósito de prevenir complicaciones de salud a causa del virus y garantizar las clases presenciales.

La «Campaña de vacunación» no tuvo la repuesta esperada. Al respecto, la Dra. Isabel Arciénega, de la brigada de profesionales de salud dijo estar sorprendida por el bajo porcentaje de estudiantes que recibieron la vacuna, indicó que en otras Unidades Educativas se tienen casi el 100% de estudiantes inoculados. Lo cual es preocupante desde su opinión, ya que se está ingresando a una quinta ola de contagios.

Por su parte, el Lic. Limber Yapu Choque, director de la Unidad Educativa, a priori, expresó que la falta de interés por vacunarse se puede deber a la cosmovisión andina, la confianza que más se tiene en la medicina natural o los rumores sobre efectos secundarios de la vacuna. No obstante, señaló que en acciones conjuntas con el plantel docente se replanteará las estrategias para concientizar a toda la comunidad educativa con relación a los beneficios de la vacuna, y así poder garantizar las clases presenciales. Sin embargo, resaltó la capacidad del plantel docente para migrar a clases en la modalidad a distancia, en caso de ser necesario.

En entrevista a las señoras Sara Lezano  y Eulalia Canchari, madres de familia, mencionaron no haber recibido ninguna dosis de vacunación ni tampoco nadie en sus familias debido a la desconfianza de la eficacia de la vacuna y miedo a los efectos secundarios que les pueda ocasionar, motivo por el cual tampoco autorizaron la vacunación de sus hijos.

A criterio de la estudiante Gladys Heredia, presidenta del Gobierno Estudiantil, respecto al bajo porcentaje de vacunados indicó que todos deberían vacunarse para poder garantizar las clases presenciales, ya que la modalidad virtual se les complica debido a la mala señal que existe en la zona, además, de la falta de dispositivos.

Así mismo, el estudiante Gualberto Caisina en entrevista mencionó que no recibió ninguna dosis porque no cuenta con la autorización de sus padres y que de manera personal tampoco está de acuerdo con la inoculación, sustenta su negación ya que en su familia un tío falleció después de tres días de haber sido vacunado; sin embargo, piensa que la manera más segura de cuidarse contra el virus es empleando de manera correcta las medidas de bioseguridad.

Por otra parte, el estudiante Cristian Orellana expresó su preocupación por el bajo porcentaje de vacunados no solo de estudiantes sino de la comunidad educativa, indicando que él ya cuenta con la tercera dosis al igual que todos en su familia. Considera que la falta de confianza en la vacuna se debe a comentarios negativos sin fundamento en el entorno educativo, descartando que se deba a creencias religiosas; finalmente, expresó su preocupación por la posibilidad de que debido a esta situación se pueda migrar a la modalidad virtual lo cual considera que no es favorable por el factor económico que esto implica.

Profesora Rosse Mary Díaz Sánchez

Profesora Julia Ríos Calderón

Profesora Eduarda Condori Choque

Colegio   Tomas Katari

Últimas publicaciones

Más artículos como este